pez-feliz

Este artículo es la terera parte de una serie. Acceda aquí a la Parte 1 y a la Parte 2.

Comenzamos aquí la tercera parte de esta serie de artículos sobre el cálculo de tu sueldo como trader. Ha sido absolutamente necesario emplear los dos artículos anteriores para poner en contexto éste último que será el que trate directamente con los parámetros que intervendrán en los cálculos. Resumiendo esos dos artículos y extrayendo la esencia que he querido transmitir con ellos, diría lo siguiente:

  1. El trading hay que verlo como un negocio, como una empresa.
  2. Es necesario diseñar planes económicos y previsiones de ingresos y gastos a pesar de lo que digan los puristas del trading. No hacer esas previsiones es absurdo, ridículo y propio de ignorantes .
  3. El trading es una actividad económica como cualquier otra y hay que huir de visiones esotéricas propias de superhombres. Si tú no consigues ser un buen trader, difícilmente podrás conseguir ser un buen empresario.
  4. Si no quieres pertenecer al 95% de los traders que fracasan, empieza a pensar como el otro 5% que sí lo consigue. Y esto incluye despreciar TODAS las teorías limitantes que existen, las leyendas urbanas que tanto se difunden y sobre todo saber detectar a los charlatanes, a los veleidosos, a los vanidosos y a todos aquellos que se empeñan en aparentar algo que en realidad no son. Pero no te preocupes, ésto es fácil de hacer. Simplemente date una vuelta por Twitter. No son todos los que están, pero sí están todos los que son.

Y ahora vamos ya a hacer números.

Si vamos a considerar el trading como una empresa, sería conveniente comenzar tratando el asunto como eso, como una empresa. Te recomiendo que leas un artículo que escribí hace un par de meses donde integraba el método Lean Startup con el trading de tal forma que demostraba cómo aplicar la metodología Lean al diseño de la Idea de Negocio y realizar las validaciones necesarias que ese método exige. Unos le llaman ‘paper trading’. Yo simplemente le apliqué el paradigma Lean StartUp para contextualizarlo en la corriente actual de diseño, verificación y puesta en práctica de las Ideas de Negocio. Para mí, el trading es una Idea de Negocio como cualquier otra y se merecía ser tratada como tal. Reconozco que es un planteamiento novedoso y quizás extraño, pero es precisamente esa originalidad la que a mí ha acabado por convencerme de que afrontar el asunto bajo ese prisma es lo mejor que le ha podido pasar al trading.

Por lo tanto podemos considerar este artículo como la continuación de aquel y con el objetivo de retomarlo donde nos quedamos: en la puesta en práctica de la Idea de Negocio, es decir, la creación del Plan de Negocio y su posterior aplicación a la vida real. A la empresa real. De ahí que el objetivo último, el más buscado sea determinar empíricamente como conseguir el producto final: un sueldo.

A continuación vamos a enumerar una serie de requisitos mínimos que es preciso tener preparados antes de aplicar el sistema de cálculo que estamos proponiendo en estos artículos. Y no hay medfias tintas. Son necesarios TODOS.

  • Paso 1: Determinar los INGRESOS NETOS deseados mensualmente. Esta cantidad tiene que sere realista. No abuses. Se supone que tienes que calcular una cantidad que te permita pagar tus facturas, deudas, gastos habituales y aún quedarte con parte para el ocio. Tienes que hacer previamente un ejercicio de cálculo sobre tu realidad personal para decidir qué cantidad NETA quieres ganar con el trading.
  • Paso 2: Determinar los GASTOS inherentes al trading. Por ejemplo, factura mensual de alquiler de la plataforma de trading (en su caso), coste de la conexión a internet que usas para conectarte a los mercados y todo aquello relacionado directamente con el trading.
  • Paso 3: Conocer con antelación la ESPERANZA POSITIVA de tu sistema. Sin este dato no es posible realizar los cálculos. Tienes que saber A PRIORI qué porcentaje de pérdidas esperas tener al mes y eso únicamente puede saberse deduciéndo la esperanza positiva, es decir, el porcentaje de aciertos que estadísticamente has calculado cuando realizabas trading simulado. Como ves, es necesario haber realizado previamente un período de ‘paper trading’ para haber obtenido ese dato y únicamente puede saberse si has operado en simulado y has sido lo suficientemente disciplinado como para haber registrado todas y cada una de las operaciones para, después, aplicar la estadística y determinar la esperanza positiva de tu sistema. No sirve la esperanza positiva que otra persona haya obtenido. Cada trader es diferente y un mismo sistema no arroja los mismos resultados entre ellos. Si no dispones de este dato, olvida todo lo que estamos intentando hacer.
  • Paso 4: Determinar el número de días AL MES que vas a hacer trading. Otro dato importantísimo. No será lo mismo pretender alcanzar el sueldo propuesto con 20 días de trading al mes que con 16. El esfuerzo en número de ticks será mayor en el segundo caso y los resultados y objetivos variarán en función de éste dato.
  • Paso 5: Determinar qué instrumentos vas a operar, conocer sus características, valor por tick y demás datos.
  • Paso 6: Establecer el horario de trading que mejor se ajuste a tu realidad.

Esos seis pasos han de ser tu objetivo antes de hacer cualquier otra cosa. Todos ellos van a influir, como demostraré en el siguiente artículo, en la consecución de los resultados que esperas obtener. Menos días de trading al mes, más ticks por operación que tendrás que conseguir ó más operaciones que tendrás que realizar los días que operes. Menos esperanza positiva, más ticks ú operaciones a realizar. Más gastos, más ticks. Más sueldo, más ticks.

¿Ves cómo afectan multitud de parámetros en el trading?. ¿Los conocías?. ¿Alguien te los había mostrado?.

Reflexiona sobre todo ello y prepárate para la última parte de esta serie de artículos que verás muy pronto.